Las negociaciones del TLCAN se alargan

En días pasados concluyó la sexta ronda de negociaciones del Tratado del Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) en la ciudad canadiense de Montreal. Ahí se continuó con la discusión entre las tres naciones, de los temas más polémicos.

La decisión de los tres países de continuar las conversaciones y no abandonar el acuerdo, a pesar de las diferencias existentes, manda una señal más optimista. Esta situación resulta de que grupos de interés, se han manifestado en contra de que Estados Unidos se retire y han dejado oír su voz; así como por el fuerte cabildeo que ha realizado Canadá en ese país con algunos de aquéllos.

Cabe destacar que ésta es la primera vez, que varios Congresistas de Estados Unidos asistieron a la reunión. La mayoría de los temas más polémicos fueron tratados en esta ronda con diferentes grados de éxito.

Canadá hizo contra propuestas en los temas más polémicos, como la “cláusula Sunset”, alegando revisiones periódicas, pero sin fecha de vencimiento; resolución de disputas, con esquemas mutuos de protección de inversionistas con México y contenido regional de autos, en relación al cambio de esquemas para medirlo. Otros temas, como los límites estacionales a las exportaciones de productos agrícolas, también fueron abordados.

Por otro lado, se hicieron avances importantes en temas técnicos, tales como procedimientos aduaneros, empresas estatales, comercio digital y medidas sanitarias y fitosanitarias al comercio. Sin embargo, sólo un capítulo y un anexo técnico fueron cerrados: anticorrupción y tecnologías de la información, respectivamente, el cual incluye métodos de cooperación e impulso entre los tres países.

En un ambiente más constructivo en la sexta ronda de negociaciones no se descarta una ventana de oportunidad en relación a concluirlas en el próximo mes de marzo. Sin embargo, de no haber consensos en la sustancia de los temas medulares en discusión y por acuerdo de los tres países, la negociación del TLCAN podría ir más allá del 1 de julio, previo a un periodo de pausa, porque de ninguna manera ningún país está dispuesto a apurarlas.

Es previsible que esta situación siga generando incertidumbre en los inversionistas globales y afecte a los mercados. Factor que se sumará a que Banco de México se vea presionado a seguir elevando su tasa de referencia. Por lo pronto, la séptima ronda comenzará el 26 de febrero en la Ciudad de México.

http://bit.ly/2FUucWD