Economía mexicana se contraería 1.9% sin TLCAN: Cepal

Si Estados Unidos se retira del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), México sufriría el mayor impacto entre los tres socios comerciales, y sufriría un choque negativo de 1.9% en el PIB sólo en el primer año, estimó la secretaria ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcena.

De presentarse este escenario, los otros dos socios también se verán afectados, anticipa, y fija en medio punto del PIB el deterioro para Canadá en su crecimiento, igual en el primer año sin Estados Unidos en el Tratado, y para este último país, prevé una corrección a la baja de 0.1 puntos en su Producto.

Durante la presentación del informe Perspectivas del Comercio Internacional de América Latina y el Caribe 2017, la funcionaria consideró que las exportaciones totales de México caerían 8%, afectando principalmente al sector automotriz, los de manufacturas textiles, de confección, calzado y productos agroindustriales.

Y las importaciones mexicanas desde EU caerían en 46.4% en textiles, confecciones, cuero y calzado; en 25% en el sector de vehículos y 33.2% en los de la agroindustria.

La funcionaria destacó que hasta ahora, no se ha visto afectación alguna de la incertidumbre generada por la renegociación del TLCAN, pues las exportaciones a Estados Unidos han crecido a un ritmo de 8% este año.

Sin embargo, acotó que en el punto en que se encuentra la negociación están los tres temas más difíciles para avanzar, que tienen que ver con las propuestas que recientemente hizo el gobierno de Estados Unidos.

Se refiere a la extinción del arbitraje de controversias bilaterales que existe como parte del acuerdo; la Sunset Clause, que supone dejar sin efecto el acuerdo cada cinco años si no hay un acuerdo explícito de las tres partes y el de compras del sector público.

Comentó que aun si no se presenta el peor de los escenarios para esta negociación, que es la salida de Estados Unidos del TLCAN, “sería interesante que México se replantee una nueva agenda de desarrollo para potenciar al mercado interno”.

También sugirió la revisión del salario mínimo en México para potenciar su capacidad de compra, de manera que llegue a 15 dólares por hora, con lo que no sólo favorecería el aumento del poder de compra y aceleración del mercado interno, sino que favorecería al comprador mexicano sobre su demanda de productos de importación.

“México necesita replantearse una nueva agenda de crecimiento, pues el TLCAN puede ser una herramienta útil, pero no constituye en sí mismo una estrategia de desarrollo para México”, asegura.

La funcionaria sugirió examinar la sostenibilidad de la apertura comercial y del comercio exterior, pues necesita examinarse desde la perspectiva de sus aspiraciones, de manera que se pueda lograr la convergencia en salarios, ingresos y crecimiento de las partes, así como cerrar las brechas territoriales e impulsar el cambio estructural.

INTEGRACIÓN REGIONAL, ALTERNATIVA

Ante el giro de la política comercial de Estados Unidos y de la incertidumbre por la renegociación del TLCAN, la secretaria ejecutiva recomendó a la región profundizar la integración, y para México en particular, aprovechar los tratados que tiene firmados con otros países.

Recordó que México fue uno de los 11 países interesados en participar del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP por su sigla en inglés) y que en la negociación se tocaron temas que permitían actualizar el mismo TLCAN, como es el comercio digital.

Además, recomendó fortalecer las estrategias de inversión público-privadas, con objetivos claros para aprovechar el capital humano y el desarrollo digital, lo que permitirá al país atraer más Inversión Extranjera Directa. La funcionaria destacó además que se tienen que desarrollar políticas públicas activas que potencien el desarrollo exportador de la región.

http://bit.ly/2zlefd4