Economía escuchará a inconformes con TPP 11

A dos semanas de que se firme el TPP 11 y en el marco del arranque de las audiencias de este acuerdo en el Senado de la República, sectores industriales manifestaron inquietud por desconocer los textos finales así como el compromiso de los apoyos que se les otorgarían para abrirse a nuevos mercados.

La Secretaría de Economía instaló mesas de análisis y de apoyo con sectores vulnerables al comercio con países asiáticos del acuerdo amplio y progresista de asociación transpacífico (CPTPP o TPP 11), entre ellos la cadena cuero-calzado, textil-vestido, lácteo, arroz y automotriz, a fin de garantizar un periodo de transición para la apertura comercial, confirmaron el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Juan Pablo Castañón, y el dirigente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), Manuel Herrera.

A dos semanas de que se firme el TPP 11 y en el marco del arranque de las audiencias de este acuerdo en el Senado de la República, sectores industriales manifestaron inquietud por desconocer los textos finales así como el compromiso de los apoyos que se les otorgarían para abrirse a nuevos mercados.

En entrevista por separado, Arturo Rangel, presidente de la Comisión de Comercio Exterior de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), manifestó su extrañeza de que el gobierno mexicano esté por firmar el TPP 11, cuando la planta productiva no conoce los detalles del cierre de la negociación con sus próximos socios, en especial Vietnam, Malasia y Singapur, a quienes se les conoce como jugadores del comercio a través de prácticas desleales.

Además, dijo que la Secretaría de Economía se había comprometido a dar una serie de incentivos, de programas de desarrollo y financiamiento, los cuales no han llegado y se ven lejanos, porque esta administración está a punto de terminar.

El presidente de la Concamin respondió que existe garantía de parte de las autoridades para que no existan sectores que se utilicen como moneda de cambio y se generen condiciones, a fin de que estos sectores salgan bien librados en esta negociación.

“Hay una mesa de análisis permanente y de respaldo, y apoyo a aquellos sectores que se pueden ver afectados por el TPP. Sabemos que los sectores sensibles de cuero, calzado, textil, lácteos, automotriz tenían aspectos por solucionar, pero se les está dando atención particular para darles todos los elementos y que no les afecte”, afirmó.

En su oportunidad, Juan Pablo Castañón reconoció que el TPP 11 significa algunos riesgos para determinadas áreas de la industria y, para otras, oportunidades, sobre todo para la industria alimenticia mexicana.

“En la conversación con la Secretaría de Economía se ha establecido una mesa para ver preocupaciones específicas, de tal forma de transitar provechosamente y tener más comercio. México necesita diversificar sus mercados, necesitamos producir más y generar mercado adonde vayan productos mexicanos”, informó el presidente del CCE.

Las mesas de trabajo son para ver cómo las industrias textil, vestido, calzado y automotriz pueden transitar durante el tiempo de adaptación, después de que se ponga en marcha el TPP 11, aunque falta un proceso, que es la ratificación del Senado.

http://bit.ly/2EuTajf