A partir de ayer, la única factura válida es la versión 3.3, reitera SAT

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) recordó a los contribuyentes que a partir de este año la única factura válida es la que se realice con la nueva versión que entró en vigor en julio de 2017 y con la que pretende eliminar las declaraciones informativas, ofrecer declaraciones mensuales prellenadas y simplificar la contabilidad electrónica en unos años más.

El portal del SAT en Internet ofrece a los contribuyentes servicio gratuito de emisión de la nueva factura (conocida como versión 3.3), así como videos, material y presentación de talleres de las jornadas de actualización que lleva a cabo en sus instalaciones.

Las facturas emitidas a partir del primero de enero de 2018 sólo serán válidas en la versión 3.3. Del primero de julio de 2017 y hasta el 31 de marzo de 2018 será opcional la emisión de la factura de recepción de pagos. A partir del primero de abril de 2018 será obligatoria. El proceso de aceptación de cancelación de facturas entra en vigor en julio de 2018, precisa el SAT en su página electrónica.

Pondera que los beneficios de esta factura es brindar certeza al tener información estandarizada y confiable de las transacciones comerciales en línea, ya que al reportar información completa y correcta al SAT, se reducen las posibilidades de sanciones para los contribuyentes.

Al simplificar el proceso de facturación y conciliación de pagos con dicha factura, el SAT busca que dejen de presentarse las declaraciones informativas sobre sueldos y salarios, así como la correspondiente a operaciones con terceros, además de evitar la duplicidad de ingresos cuando se facture en parcialidades y automatizar los procesos ante el organismo recaudador.

La nueva versión de la factura electrónica, indicó el SAT, integra los datos utilizando catálogos y patrones que mitigan o disminuyen la posibilidad de cometer errores en su elaboración, así como validaciones aritméticas que sirven para que los cálculos reflejados en una factura sean correctos, disminuyendo así las cargas administrativas y contables.

La nueva versión tiene las siguientes características: la forma y método de pago ofrece una clave de productos y servicios de ocho dígitos, así como una clave de unidad de medida. Por cada producto o servicio registrado se pueden verificar los descuentos e impuestos que se aplican, si los hay, agregó el organismo. Además, el lugar de expedición del comprobante solamente está identificado con el código postal.


http://bit.ly/2lFeGpY